Naufragando en blogs

A la hora de pensar una primera entrada para este nuevo blog, lo primero que se me vino a la mente fue el hecho de que se trata del quinto o sexto blog que abro desde que descubrí este medio hace unos años. (Ello más allá de los blogs que hayan sobrevivido y aquellos que no).

Pensaba, sencillamente, en la práctica bastante común de abrir blogs, a veces mantenerlos durante un período razonable, y al cabo de cierto tiempo abandonarlos.

En un principio lo pensé con angustia. Como si se tratase de proyectos inacabados, frustrados, rotundos fracasos o quehaceres que acabaron cayendo en una fatal decadencia. Este pensamiento atentó durante no poco tiempo contra la posibilidad de que me viera involucrado en la creación de otro blog.

Sin embargo, pensé, acaso los que escriben sus notas, reflexiones, opiniones u otro tipo de textos en cuadernos, como hacíamos, y aún hacemos, algunos, ¿no siguen -no seguimos- la misma lógica?

Si me preguntan, tengo decenas de cuadernos, algunos completos, pero la mayoría apenas pasando la mitad de páginas escritas, y en ocasiones aun menos. Algunos siguen algún criterio (un cuaderno con mis apreciaciones musicales respecto de discos adquiridos en formato CD), otros pueden ser verdaderamente cambalachescos (desde cuentas de impuestos a pagar hasta poemas en prosa dedicados a la memoria de Federico García Lorca, todo en un mismo cuaderno). Y en páginas sueltas en unos y otros, pequeñas ideas, conceptos, frases, líneas, números y nombres, aislados o escondidos, que cuando uno los busca (si acaso recuerda que existen, y con las ideas suele pasar que uno no recuerda que existieron alguna vez) nunca aparecen.

(Pasó de hecho con el título de este blog, que tenía anotado en un cuaderno que contenía reflexiones sobre la obra del antropólogo francés Pierre Clastres y sobre el cine político durante la guerra civil española. Buscando en todos mis cuadernos algo que al final no encontré -por supuesto, pregúntenle al loco Murphy ése-, me topé con una tímida línea en azul medio inclinada en un margen inferior, que me remitió a aquel título que había pensado hacía como tres o cuatro años).

Por lo tanto, la práctica de abrir y luego dejar en punto muerto a uno o más blogs no hace más que continuar este tipo de práctica que algunos implementamos (por fuerza de las circunstancias o por lo que sea) con nuestros cuadernos y blocks y soportes por el estilo.

Quizás el concepto de la publicación, el blog como cuaderno publicado en la web, que además conlleva la elaboración de una plataforma influida por las revistas o fanzines, e incluso el empleo de este tipo de recurso como formato de publicaciones y revistas propiamente dichas, nos hace perder de vista el primer concepto, el del cuaderno. Quizás el error, para aquellos que como yo nos dedicamos a verter simples notas con el objetivo de comunicar algo y establecer un intercambio allí donde sea posible, sea confundir lo primero con lo segundo, cuando la idea de sistematicidad y pervivencia debería ser atributo simplemente de aquellos cuyo trabajo apunta específicamente a una lógica de sistematicidad (revista, blog símil revista, blog de descargas, etc.).

Abrir un blog (un cuaderno) y luego abrir otro y que el primero quede ahí, a la deriva en el ciberespacio (en algún cajón olvidado), no parece algo tan exclusivo de los nuevos tiempos, después de todo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Naufragando en blogs

  1. Ibotí dijo:

    peliculones!!!

  2. avgvstog dijo:

    Eso mismo pienso yo, son esas películas que te erizan la piel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s