Francisco Solano López: del Eternauta a la Triple Alianza (Centro Cultural Paco Urondo, abril 2011)

Entre el 3 y el 28 de abril de 2011, el Centro Cultural Francisco “Paco” Urondo, dependiente de la Secretaría de Extensión de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, presentó en sus instalaciones la muestra Francisco Solano López: del Eternauta a la Triple Alianza.

Foto gentileza de Sol Barrionuevo

Decir que “me tocó ir” a ver la muestra sería faltar a un hecho ineludible: bajo ningún punto de vista me hubiera perdido una exhibición dedicada al genial dibujante e historietista nacido en Buenos Aires en 1928, autor junto a Héctor G. Oesterheld del gran clásico de la historieta producida en Argentina: El Eternauta (1957-1959). Y ello por no hablar de la innumerable cantidad de obras maestras que, ya fuera con guión de Oesterheld o de tantos otros importantes escritores (Carlos Sampayo, Pablo Maiztegui, su hijo Gabriel Solano López), constituyen una prolífica carrera.

Solano es uno de los más destacados dibujantes de la escena local. En la mayor parte de su obra como dibujante de historieta, se constata su incidencia en la construcción y devenir de las historias, lo cual lo convierte en un dibujante-narrador, algo que parece ser una obviedad pero no lo es tanto. Su particular modo de dar vida a los personajes, de desnudar sus sentimientos y de modelar a partir de ellos las situaciones, no presenta demasiados paralelos en el mundo de la historieta local. Solano es uno de esos artistas cuyos trazos y tintas son inconfundibles y que sin embargo conservan la capacidad de sorprender. En definitiva, cada viñeta de Solano es una historia en sí misma. Ello es lo que da sentido a una exposición sobre su obra.

Foto gentileza de Sol Barrionuevo

El jueves 14 se realizó la presentación oficial de la muestra, con la presencia anunciada del propio Solano. Si bien me la perdí, pude acudir a la muestra el martes 19 a la tarde. Llegué caminando desde Retiro al Centro Paco Urondo, situado en la esquina de 25 de Mayo y Perón -mientras cruzaba Corrientes casi me pisa un Peugeot 206-. En el hall de entrada del edificio, me encontré con mi amigo Pablo. A él le conté mi experiencia frustrada cuando, en 2003, con motivo de la aparición de El Eternauta: el regreso, planeamos con Sebastián, un loco con el que habíamos pegado onda, invitarlo a Solano para hacer una jornada en la comiquería Natural Comics que Sebastián acababa de abrir en el barrio de Vicente López, el hábitat original de Juan Salvo. Mi ex novia nos había conseguido el número de teléfono y nos estábamos disponiendo a convocarlo y poner todo en marcha cuando unas dificultades financieras frenaron todo el proyecto. Al menos, un par de años después, pudimos darnos el lujo de ver nevar sobre las calles de Vicente López.

Foto gentileza de Sol Barrionuevo

Tras la charla con Pablo, entré en la espaciosa sala de columnas del Paco Urondo. Allí estaban dispuestos los grandes paneles con fragmentos de la obra de Solano: El Eternauta, Evaristo (con guión de Carlos Sampayo), Lunáticos (con la pluma de Pablo Maiztegui), Ana y La guerra del Paraguay, ambas con guión de Gabriel Solano López, la última de ellas publicada recientemente por la Facultad de Filosofía y Letras (UBA) en una edición que incluye un texto de Norberto Galasso y que fue presentada el 8 de mayo de 2011 en la Feria Internacional del Libro.

La relevancia de que se realice un evento que se centre en el cómic, en una exposición organizada por un centro cultural cuyo objetivo es enlazar el mundo artístico e intelectual con la sociedad -algo que también parece obvio y sin embargo no lo es tanto-, queda fuera de dudas. Es de destacar que junto a la muestra sobre Solano se inauguró en el mismo Paco Urondo, en la sala contigua, una exhibición titulada El fascinante mundo de la historieta, organizada por el grupo Banda Dibujada, que se denomina a sí mismo “movimiento cultural para la difusión de la historieta para niños y jóvenes”, y que anima efectivamente un acercamiento al público juvenil de la obra artística realizada en formato historieta.

Acaso el cómic esté obteniendo aquel reconocimiento que durante mucho tiempo le fue negado en amplios sectores de la intelectualidad e incluso del arte. Sólo es de esperar que su flujo de libertad creativa no sea cooptado por quienes sólo buscan réditos políticos mezquinos mediante la apropiación de banderas y la destrucción de sentidos. Mientras tanto, el merecido homenaje a Solano López es digno de un brindis.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Aclarame la línea y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Francisco Solano López: del Eternauta a la Triple Alianza (Centro Cultural Paco Urondo, abril 2011)

  1. Lilith dijo:

    Excelente reseña, pero, mejor aún, muy buen análisis del rol de la historieta y sus potencialidades, siempre y cuando no sea utilizada con meros propósitos propagandisticos o pseudodemagogicos.

  2. avgvstog dijo:

    Gracias por el comentario y por aportar tu grano de arena (tu gota de sangre) por la salud del gran Solano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s