Pez coraza, muestra de pintura de Leandro Gutiérrez (El Serpa, octubre 2013)

A través de las escamas puedo respirar el sol
Francisco Bochatón

Pasado un año de la muestra del buzo Miguel, con óleos de mi amigo Leandro Gutiérrez y textos de mi autoría, se hizo arte el principio futbolístico según el cual equipo que gana no se toca, y así el 18 de octubre de 2013 se inauguró en el Serpa la nueva muestra de la dupla ofensiva, titulada esta vez “Pez coraza”.

Como si de un encuentro en pasado, presente y futuro se tratara, las pinturas de Leandro retomaban mucho del buzo Miguel, a quien el pez había conocido en una acuarela y había sabido de su vulnerabilidad, de su exploración permanente y de su armadura. Se había sentido identificado, seguramente, pero en su mirada tomó distancia y esa distancia se hizo carrera para reemprender el nado, sin rumbo pero con determinación. El recorrido se plasmó en un conjunto de óleos sobre tela compuestos con colores fuertes y pinceladas espesas, en cuyo centro estaba el pez coraza, viajante de la superficie que hizo de su nado vuelo, sin que sus aletas hubieran devenido alas. Incrustándose en las pinturas, el texto nacido menos de mi pluma que del oxígeno hizo Verbo a aquel “pez coraza que respira a través de su ilusión, que sueña a través de su incomprensible incapacidad para querer, que quiere, sin saber a dónde -o a quién- dirigir su querer”.

En palabras de mi amiga dibujante Eiti Leda: Como si se tratase de un buen LP, el pez coraza es el enérgico Lado B del buzo Miguel. La paleta cromática es vibrante, pinceladas cortas en tonos predominantemente dorados y carmesíes se funden de modo armonioso para (des)dibujar una y otra vez un paisaje que tiene tanto de marítimo como de onírico.

Creo que allí radica la singularidad de la obra: mientras que el buzo se sumerge en su interior -interrogándose e interpelándonos desde el lienzo- el pez refleja en sus escamas un cúmulo de imágenes, evocaciones y recuerdos que arropan cálidamente al espectador. Como si en sus entrañas se escondiesen las respuestas a las preguntas aún no formuladas.

La colgada de cuadros la realizamos durante la semana con ayuda de los otros amigos serpianos. Llegado el viernes, sólo restaba colocar el texto en el correspondiente panel de la galería. Nos tomamos nuestro tiempo y la bebida de nuestros vasos, y a minutos de la apertura de la muestra, un amigo del Serpa que había arribado hacía apenas un momento suplió mi impericia técnica y colocó junto a Leandro el afiche con el texto en el panel. Pudimos brindar nuevamente, serpianos y amigos, por la muestra ya dispuesta. Cuando el reloj marcó las 19:30, la exposición se dio por inaugurada.

Las personas afluían al Serpa venidas de los más diversos puntos de la capital y alrededores, adictas al barniz y a la trementina, y se mezclaban con los creadores del lugar. Allí lo veía a Luis Barros, miembro del taller de historieta que dicta Claudio Ramírez en el Serpa, deambulando vaso en mano con su característica mirada de cazador astuto. El querido Matías Matuco Cosentino, serpiano punk-rocker que descansaba en el sillón dispuesto junto a una de las paredes de la galería y me habilitaba un espacio para huir momentáneamente de la congestión demográfica de la sala. El músico Adrián Outeda, inconfundible voz de Satan Dealers y de la historia del rock local que arribaba con un brebaje a cuyo cuidado me encomendó. Nico Guardiola, el serpiano hacedor de historias que de a ratos, y a paso acelerado, atravesaba la galería con la mirada levantada, como procurando mantener un control mágico y visual sobre los feligreses del santuario. Juan Manuel Barrientos, el barbudo serpiano que, cual filósofo de los tiempos antiguos, reunía iniciados a su alrededor en conversaciones que combinaban toda clase de cuestionamientos a las convenciones estéticas contemporáneas. Y desde luego, Leandro Gutiérrez compartiendo su creación con el público y con aquella otra creación que no es esta vez el óleo sino la sangre, el pequeño Benicio.

Llegado el momento musical, se apagaron las luces de las lámparas dicroicas, unas velas encendidas en el piso invocaron a los devas de la India antigua y Daniel Guzmán, músico amigo de Adrián, ofreció un conmovedor concierto en sitar, atravesando las obras y el texto como si imitara el movimiento nómada del pez coraza.

Entre visitas al patio y a la terraza, conversaciones con extraños, con amigos, con familia, fue acercándose la medianoche y dos amistades que llegaron de improviso me invitaron a comer unas pizzas. Me despedí de Leandro, agradeciéndole el haberme hecho parte nuevamente de su universo cromático y de este refugio que es el Serpa, y me fui.

En la pizzería me hicieron algunas preguntas sobre la muestra y, mientras las respondía, mil imágenes y sonidos me vinieron a la mente como un remolino. Acompañando el andar del pez coraza, creí sentir la voz de un poeta platense cuyas palabras, llegadas de otros días, atravesaron mis sienes como un agudo dolor de cabeza:

Quiero contarte no estoy solo
Porque quedaron las palabras.

Algún día eso también se habrá borrado, pensé. Pero desde algún tiempo lejano, recuerdo o esperanza, el trovador seguirá cantando:

A través de las escamas puedo respirar el sol.

PEZ CORAZA
MUESTRA DE PINTURA DE LEANDRO GUTIÉRREZ
Desde el viernes 18 de octubre hasta el martes 5 de noviembre de 2013
EL SERPA espacio de arte – Pringles 1488
Palermo
Entrada libre y gratuita

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Aclarame la línea, Crónicas del Serpa y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Pez coraza, muestra de pintura de Leandro Gutiérrez (El Serpa, octubre 2013)

  1. Lili Endo (bajo la lluvia) dijo:

    Quisiera volver a ver la muestra, admirar largo rato cada cuadro y mecerme lentamente en cada palabra. Es una meritoria crónica por sí misma pero más aún por lo que evoca.
    Felicitaciones tanto para don Gutiérrez como para Ud. (shh! no le digan a nadie, pero ustedes son mis artistas favoritos)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s